¿Por qué necesitamos divertirnos?

¿Por qué necesitamos divertirnos?

En momentos de crisis económica tendemos a cortar gastos y usualmente son los que equivocadamente pensamos son superfluos; como ir al cine, salir a cenar fuera, ir a la bolera, dar un paseo con nuestra familia, irnos de vacaciones, invertir en nosotros. Creemos que así economizamos dinero para otras “cosas más importantes”, sin embargo, es precisamente en estos momentos que hace falta divertirnos. La risa tiene un poder terapéutico que nos ayuda a sobrellevar y trascender las crisis económicas, emocionales y físicas.

Se ha comprobado que la risa baja nuestra presión arterial, reduce el estrés, fortalece nuestro sistema inmunológico, aumenta la segregación de endorfinas (pequeñas proteínas –también llamadas las hormonas de la felicidad- que reducen el dolor en nuestro cuerpo) y nos hace sentir felices.

Cuando cortamos la fuente de estas altas vibraciones energéticas que son la risa y la diversión estamos cortando nuestra creatividad. Todo en nuestra vida parece ir de mal en peor y comienzan a suceder eventos sorpresivos que nos sacan fuera de nuestra zona de comodidad. Nos preguntamos qué está pasando, sin siquiera darnos cuenta que no nos estamos divirtiendo lo suficiente y no relacionamos una cosa con la otra.

Muchas personas piensan que no son creativas y tampoco pueden asociar la relación que hay entre la creatividad y la diversión. Para ello es necesario que te preguntes que es la creatividad para ti. Cuando Dios creó el mundo –en el caso de lo que postulan las religiones teístas- lo creó de la nada. Algunos científicos por otro lado expresan la teoría del Big Bang: que el Universo se creó de una gran explosión. Otros científicos dicen que el Universo comenzó a expandirse y que sigue expandiéndose. Hasta este momento se dice que se creó de la nada, así que podríamos decir que ser creativos es producir algo de la nada. Por lo tanto, todos somos creativos, en algún momento en nuestras vidas hemos tenido que crear algo de la nada.

Para ser creativos es necesario alimentar nuestro niño interior, jugando y divirtiéndonos. Utilizando nuestra creatividad y la meditación podemos resolver situaciones de mucho reto. Si creemos que no hay salida lo recomendable es meditar. Cuando meditamos nos llegan ideas creativas que nos ayudan a salir del callejón sin salida en el que nos encontramos. Con estas ideas podemos solucionar la situación o conflicto logrando que todos ganen y saquen provecho de la misma.

El científico alemán Albert Einstein dijo que “no podemos resolver los problemas utilizando la misma forma de pensar que usamos cuando los creamos”, por lo tanto, es necesario analizar la situación desde varios ángulos y utilizar nuestra creatividad para pensar de una manera diferente. Además de ver el lado positivo de las situaciones y qué debemos aprender de las mismas, también hay que ver la parte divertida. Escuché una vez decir que Dios tiene un gran sentido del humor y que de todas las situaciones siempre obtenemos algo entretenido. Si soltamos el apego y el drama veremos que tal vez podemos encontrar algo divertido en el reto que estemos viviendo en el momento.

 

Extracto del libro La llave de tu felicidad

La autora es Heal Your Life Coach certificada y tiene su práctica en San Juan, PR

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>