¿Por qué las afirmaciones funcionan?

¿Por qué las afirmaciones funcionan?

¿Qué es una afirmación? Una afirmación es un decreto que hacemos conscientemente de lo que queremos que suceda en nuestra vida; es una declaración de lo que deseas manifestar. Es algo que escoges pensar para generar resultados nuevos y maravillosos.
Escuché a Louise Hay en una conferencia llamada “Tú puedes hacerlo”, exponer que todo lo que dices es una afirmación, estés consciente de ello o no. Louise Hay es conocida como la madre del movimiento de autoayuda y ha escrito libros que siguen en la lista de los más vendidos.
¿Qué hace que una afirmación se materialice? Todos tenemos en nuestro cerebro un sistema llamado Sistema de Activación Reticular (Reticular Activating System -RAS), que actúa como un filtro, permitiendo que la información que nosotros entendemos como importante permanezca en nuestro cerebro.  Un ejemplo de esto es cuando ponemos nuestra atención en un carro que queremos tener. De ese momento en adelante comenzamos a ver ese carro en todas partes.
Cuando repetimos una afirmación consistentemente estamos enviando un mensaje al Universo y a nuestro SAR (RAS) dando paso a que esta parte de nuestro cerebro le dé la etiqueta de importante a eso que queremos manifestar. Cuando esto sucede el SAR(RAS) comienza a enviar señales que conectan con la energía que está en el Universo para -una vez tomas la acción- ayudarte a alcanzar tus metas.
Otra manera en la que las afirmaciones funcionan es que crean una tensión dinámica (término que se utiliza para describir la resistencia de músculo contra músculo desarrollando fuerza en los mismos) en nuestro ser, porque si lo que afirmo es más alto en vibración energética que lo que creo, va a haber una resistencia incómoda. El resultado natural a esta resistencia es que vamos a intentar poner armonía en la resistencia creada, de una de dos maneras: 1) parando de decir la afirmación (no recomendable); 2) aumentar nuestra vibración creyendo que es posible que nuestra afirmación se manifieste y la preparamos de tal manera que nuestra mente subconsciente crea que es realidad.
¿Cómo hacemos afirmaciones efectivas? Primero determina qué tipo de transformación quieres lograr en tu vida y qué cualidad, actitud o valor deseas desarrollar en ti. Segundo añade la emoción que sientes cuando alcanzas una de tus metas a la afirmación que estés trabajando. Las emociones son el lenguaje del Universo y de acuerdo a Gregg Braden (científico y escritor norteamericano) solo hay dos emociones: amor, del cual sale la alegría, la determinación, la paz, la templanza y todos los sentimientos de alta frecuencia y el miedo, del cual salen: la ira, el rencor, la culpa, la frustración y todos los sentimientos de baja frecuencia.
Asegúrate que al hacer tus afirmaciones las hagas cortas, en tiempo presente y da las gracias como si ya tuvieras lo que quieres. Por ejemplo:
1- Afirmo que el dinero se manifiesta en mi vida siempre, de diferentes formas, vías y maneras, conocidas y por conocer. Gracias Dios/Universo porque así es (y pones la emoción al decir esta afirmación)
2- Amo la vida y la vida me ama. Afirmación favorita de Louise L. Hay ya que cuando amamos la vida, ella nos va a dar lo mejor para que ese amor se multiplique en la nuestra.
Comienza hoy, haz la prueba por 21 días, construye tus afirmaciones, repítelas diariamente al levantarte y antes de dormir. Si tienes dudas de cómo hacerlas escríbeme a: llavedetufelicidad@gmail.com
Afirmo que todas tus afirmaciones se manifiestan en tu vida.
Feliz afirmaciones!!

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>