Nuestra oscuridad fundamental

Nuestra oscuridad fundamental

Sin luz no hay oscuridad y sin oscuridad no hay luz. Las dos caras de la moneda son inseparables como la vida y la muerte. No podemos saber si somos felices, si no hemos conocido el sufrimiento. No sabemos si estamos en la luz, si no hemos transitado por las tinieblas.

Ese lado oscuro de nuestro ser tiene muchas caras: la del miedo, el coraje, el egoísmo, la manipulación, la mentira, la crítica, la del juicio, la hostilidad, la ira, la envidia, entre otros. Todo aquello que resistimos de nosotros mismos, socava nuestros verdaderos atributos y nuestras mejores cualidades. Cuando ocurren situaciones en que vemos cara a cara nuestro lado oscuro nuestra primera reacción es tratar de huir y la segunda tratar de negociar para no tener que reconocer las malas acciones que hemos cometido.

Irónicamente mientras más tratamos de esconder y de huir de nuestro lado oscuro, más evidente se hace. En ese momento debemos hacer un alto, enfrentarnos a esa parte de nuestro ser que está en tinieblas y llevarla a la luz de nuestro estado de conciencia. Esos sentimientos oscuros son parte íntegra de lo que somos como persona. Carl Gustav Jung dijo: “Prefiero ser completo que bueno”, refiriéndose a que es preferible integrar todos los rasgos de nuestra personalidad, los buenos y los que queremos mejorar, para ser un ser humano honesto.

El Dr. Bernard Gunter (maestro, sanador, consejero y autor de varios libros) por su lado expone que: “Aunque no somos nuestros sentimientos, necesitamos experimentarlos plenamente. Cuando son aceptados y experimentados completamente, ellos cambiarán, evolucionarán y se transmutarán en una conciencia más libre, creativa y enérgica”.

Necesitamos aceptar quienes somos, con nuestras fortalezas y debilidades. Cuando aceptamos y reconocemos que tenemos rasgos que hay que mejorar hemos dado el primer paso para trabajar y arrojar luz a nuestro lado oscuro.

Al no trabajar para sacar a la luz esos rasgos ocurre una transferencia (o proyección) involuntaria de nuestro comportamiento inconsciente a otras personas, de manera que parece ser que esas cualidades existen en otras personas y no en nosotros. Cuando concebimos ansiedad sobre lo que sentimos o no aceptamos partes de nuestra personalidad, atribuimos estas cualidades -como un mecanismo de defensa- a objetos exteriores y a otras personas.

Por ejemplo, cuando tenemos poca tolerancia con algunas personas, usualmente le estamos atribuyendo un sentido de inferioridad que no queremos reconocer en nosotros mismos. Si tú admiras grandes cualidades en otra persona es porque tú tienes esas grandes cualidades dentro de ti. Si, por el contrario, criticas o menosprecias a alguien, es a ti a quien estás menospreciando.

Cualquier cosa que te inspira de otra persona es un aspecto de ti misma. Vemos en otro lo que nos gusta o disgusta de nosotros mismos. Hay un dicho que dice que hay tres grandes misterios en la vida: el aire para las aves, el agua para los pescados y el hombre para sí mismo.

Carl Gustav Jung dijo que “hay oro en la oscuridad” y cuando buscamos dentro de nosotros cuál es el regalo o la enseñanza que ese rasgo nos da nos ayuda a mejorar, entendiendo que siempre podemos escoger o quedarnos como estamos o cambiar.

Busca un lugar tranquilo sin interrupciones ni ruidos, siéntate cómodamente pon tu atención en la respiración y si llega algún pensamiento, relajadamente vuelve a poner tu atención en la respiración.

Luego de quince minutos, abre los ojos lentamente y busca un papel. Haz dos listas, al lado izquierdo pon tus mejores cualidades y al lado derecho pon las cosas que deseas cambiar y mejorar de tu personalidad.

Observa cuál de esas palabras tiene una carga emocional para ti o qué recuerdo trae a tu consciente. Luego visualiza que tu Ser Superior, (la Inteligencia Divina, o Dios dentro de ti) las ilumina y las llena de luz. Haz un plan de acción para cambiar lo que quieres y busca ayuda de ser  n e c e s a r i o.

Ma Prem Bhama, HHD, LEC

 

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>