Las Visualizaciones


Visualizar es crear una imagen mental de lo que queremos lograr. Al visualizar ponemos emoción a la imagen y mentalmente ponemos los cinco sentidos. Vemos, olemos, saboreamos, escuchamos y tocamos lo que queremos manifestar. Cuando visualizamos estamos utilizando nuestra imaginación para crear activamente lo que deseamos: éxito, abundancia, amor y salud, entre otras cosas.
Siempre visualiza que la meta que quieres alcanzar está sucediendo aquí y ahora. Visualízala por lo menos dos veces al día, al levantarte y al acostarte. Al levantarte la mente está relajada y antes de acostarte medita antes de hacer tu visualización, así tu mente estará relajada para poner todos los detalles a tu visualización.
 
La emoción
Cuando pones la emoción y el sentimiento a tu visualización, estás poniendo energía y vibración creativa, las cuales te ayudaran a que se manifieste lo que deseas.

Abraham, “un grupo de maestros extremadamente sabios y amorosos” – al cual Esther Hicks describe como “un inefable fenómeno no físico” y que se canaliza atreves de su persona – dice que las emociones son una frecuencia vibratoria que tenemos que sincronizar con el sentimiento de lo que queremos lograr. A través de Esther ha escrito varios libros que están en la lista de los más vendidos, entre ellos “Pide y se te dará” y “La Ley de atracción”. Esther y su esposo Jerry Hicks viajan a través del mundo dando charlas sobre las enseñanzas de Abraham.
En el Taller ” Puedo Hacerlo” llevado acabo en Orlando, Abraham nos enseñó que lo que queremos en esta vida comienza con tres pasos: 1) pedir, 2) el Universo (o la Fuente Divina) contesta, 3) sincronizarnos con la frecuencia de la manifestación.
 
El Universo se rige por varias leyes, una de ellas es la Ley de Atracción. Cuando deseamos algo, lanzamos una frecuencia vibratoria al Universo y por la Ley de Atracción traemos a manifestación aquello que deseamos. El describe al Universo como la Fuente (The Source) y nos explicó que la Fuente se convierte en la vibración de lo que deseamos manifestar. Para demostrar cómo funciona estar alineados con la frecuencia vibratoria del Universo Abraham hace una alegoría con el río de nuestra vida. Cuando estamos a favor de la corriente todo lo que deseamos se manifiesta, pues la Fuente nos sostiene. Por otro lado si no fluimos a favor de la corriente, traemos a manifestación emociones negativas como el descorazonamiento, la decepción, la desilusión, la preocupación, la frustración, las lamentaciones, la resistencia, dando paso al dolor y sufrimiento.

Para ir a favor de la corriente es necesario observar nuestras emociones ya que siempre recibimos una réplica exacta de lo que sentimos. Ellas nos van a mostrar cuán cerca o lejos estamos de lo que queremos. Mientras más alta la frecuencia vibratoria más energía estamos generando para alcanzar nuestras metas. Las emociones de más alta frecuencia vibratoria son: amor, apreciación, alegría, confianza en el Universo, gratitud y perdonar. Es necesario internalizar que todo el tiempo estamos generando estas ondas vibracionales y que siempre estamos proyectándolas hacia nuestro
futuro. La vibración es la creación, es el punto de atracción y mientras más alta la vibración energética más atraemos a manifestación lo que queremos y el punto de atracción es en el presente, en el aquí y ahora.

La energía vibra en diferentes frecuencias. Es como cuando estás buscando tu estación favorita en el radio de tu carro o en el de tu casa. Antes de encontrarla lo que escuchas es interferencia, hasta que al “sintonizar” con la estación puedes escuchar la música claramente. Por eso se les llama “emisoras” están emitiendo una señal que tu receptor (-el radio) capta. Así es nuestro cuerpo. Nuestra antena es la espina dorsal y nuestra central es el cerebro. Cuando emitimos un pensamiento, estamos emitiendo una señal que va a “sintonizar” con lo no manifestado para traerlo a manifestación. Somos energía y vamos a atraer de acuerdo a nuestra frecuencia vibratoria.
 
Las Técnicas
El Mapa de la Rue
da de la Fortuna
Es un instrumento visual en el que vas a poner fotos, imágenes de revistas, lo que entiendas que representa visualmente y con claridad el resultado de tus objetivos. Es un Mapa de lo que quieres manifestar. Much
os le llaman el Mapa del Tesoro. Lo puedes hacer del tamaño que prefieras, puede ser redondo, cuadrado, octagonal, como más a fin lo sientas con tu energía.
Antes de comenzar a preparar tu Mapa de la Rueda de la Fortuna, medita por lo menos 10 a 15 minutos y con tu mente relajada comienza tu obra, comienza a crear tu futuro. Es recomendable que vayas revisando tu mapa de acuerdo a como vaya mostrándose lo que has manifestado, de esta manera puedes ir añadiendo lo que desees, ya que a nuestro paso van surgiendo nuevas metas.
 
Visualiza
¿Lista(o) para una aventura? Acuéstate cómodamente, cierra los ojos. Imagina que vas caminando hacia tu cocina. Observa todo lo que hay en ella. Mira los colores de tus enseres, mira como están colocadas las cosas. Cuando veas la nevera, camina hacia ella. Ábrela, observa todo lo que hay. Entre las cosas que hay dentro de la nevera, vas a ver un limón, tómalo en tus manos. Cierra la nevera y ve caminando hacia donde se encuentren tus utensilios de cocina. Busca un cuchillo, ve a un lugar seguro y parte el limón a la mitad. Toma una mitad entre tus manos y observa su color y su forma. Llévalo a tu nariz y siente su aroma. Muérdelo, siente su jugo entrar en tu boca. Ahora, pon todo en su lugar y cuando estés lista, abre los ojos.
¿Pudiste sentir como tu boca se lleno de liquido con el solo pensamiento de que el limón es agrio?

Imagina
Hay personas para las que visualizar es un verdadero reto, sin embargo, todos podemos imaginar. Nuestra imaginación nos lleva a lugares que siempre hemos soñado. Para imaginar sólo tienes que cerrar los ojos y ver lo que deseas.

Cuando visualizamos ponemos todos los sentidos en la visualización, cuando imaginamos sólo utilizamos nuestra mente para ver en nuestro interior el resultado final de lo que queremos lograr.