La Meditación


Tiene tantos significados como maestros hay en el planeta. En este contexto utilizaremos la definición que está más en sintonía con la diversión: meditar es relajarse. En el proceso de relajarnos conectamos con la Divinidad, nuestras preguntas son contestadas y vienen a nuestra mente las imágenes que necesitamos para reconstruir nuestras vidas. Pide y se te dará.

La mente indisciplinada nos mantiene atados al Samsara (ciclo de dolor y sufrimiento, el continuo renacer) porque es más fácil quedarnos como estamos y no tomar acción para luego lamentarnos y echarle la culpa a otro. No responsabilizarnos de lo que nos ocurre es el camino más fácil, echarles la culpa a otros es una manera de no asumir la responsabilidad de lo que nos sucede.
El primer gran paso es aceptar la responsabilidad de lo que pasa en nuestras vidas. Somos los creadores de nuestras circunstancias y como tal es necesario mirar objetivamente lo que hemos creado.
Hay muchas técnicas de meditación. En este proceso utilizaremos dos técnicas: la meditación energética y la meditación relajada, las cuales te ayudaran a analizar lo que has traído a manifestación en tu vida.

En el libro La Llave de tu Felicidad encontrarás los detalles de las técnicas de meditación a utilizar.