Dar y recibir

Dar y recibir

El poder del diezmo

 

Hay una serie de pasos que hay que dar para lograr la abundancia en todos los aspectos de nuestra vida y los estaremos trabajando en el Taller: La llave de la Prosperidad: Desarrollando tu consciencia de abundancia.

Hoy quiero compartir el que, para mí, es el más importante de todos: Dar para recibir. Cuando damos sin esperar nada a cambio el Universo entero se mueve para multiplicar lo que hemos dado. También he observado que las personas que tienen abundancia de dinero, entienden que el dinero tiene que circular, por lo tanto eres un conductor del dinero y no un receptáculo. Por otro lado, las personas que carecen de dinero, piensan que son un receptáculo y que el dinero tiene que llegar a ellos y no irse. Hay que entender que somos unos conductores de dinero, al igual que lo somos de la Energía Universal. Que pasa por nosotros, circula y vuelve a nosotros. Es un constante fluir de la energía Universal.

Ese constante fluir se demuestra cuando recibimos dinero. Si lo guardamos en el banco ellos van a utilizarlo en inversiones. Mientras está en el banco, está creciendo, pues el banco paga intereses por utilizar nuestro dinero. Si nos quedamos con él, tarde o temprano lo vamos a utilizar en algo en lo que no teníamos pensado hacerlo, por lo tanto, de una manera u otra, está fluyendo. Para poner el dinero a fluir, debemos dar.

Hay dos maneras de dar. Una de ellas es muy conocida y es el diezmar. Cuando diezmas das el 10% de todo lo que recibes y lo das a la institución espiritual a la cual perteneces o te nutres. La otra es “plantar la semilla de la atracción”.  El dar tiene el poder de atraer las riquezas a nuestras vidas. Esto quiere decir que hay que dar más del 10%, porque para atraer más dinero a tu vida, hay que dar más. Esto es un principio Universal y mientras más das, más se abren las puertas en tu interior para recibir.

Para ello das otro 10% a la entidad, persona o grupo de personas que te inspiran. Nunca des por dar. Antes de dar pregúntate, ¿cuán inspirado(a) estoy, como me siento? Si te sientes inspirado y feliz, vas a dar con alegría y cuando damos con alegría surge la retribución. Por otro lado, nunca debemos dar esperando recibir algo a cambio, esto detiene el flujo de energía. Si en este momento no puedes disponer de un 20% del dinero que tienes, da de lo que tengas. Siempre recuerda que es el espíritu con el que das lo que verdaderamente cuenta. Al dar con amor, tarde o temprano vas a poder dar un 20% del dinero que se está manifestando en tu vida. Es la Ley.

Puedes comenzar por dar un 20% de propina en el lugar o persona que sientes te ha inspirado. A un taxista, a un mesero, en la peluquería, observa cuán inspirado te sientes y da con regocijo. Piensa en una persona o entidad por la cual te has sentido inspirado y haz un donativo, dalo sin esperar nada a cambio, dalo con un corazón compasivo y alegre.

El Universo recompensa a un corazón compasivo y alegre, recompensa al que da sin quejarse y recompensa al que da de lo que tiene.

En el taller La llave de la Prosperidad: Desarrollando tu consciencia de abundancia estaremos hablando sobre el poder de diezmar. Que es y que cosas atraemos a nuestras vidas.

Paga tu matricula aquí: http://llavedetufelicidad.com/talleres-y-eventos/prosperidad/

A las primeras diez personas que paguen su matrícula se le regalara el Espejo de tu Corazón. Ya que estaremos dando certificados de asistencia, es necesario que pagues con tiempo para poder preparar tu certificado y entregártelo el día del taller.

 

 

 

 

 

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>