Aprendiendo a sentir mis emociones

Aprendiendo a sentir mis emociones

Gregg Braden, escritor y orador norteamericano, expone que la emoción es energía en movimiento. De acuerdo a Braden hay dos emociones de las cuales surgen los sentimientos. Ellas son: el amor, del cual surgen los sentimientos de: compasión, alegría, perdón, paz, serenidad; y la otra es el miedo del cual surgen: el odio, la ira, la desesperación, la soledad y el apego, entre otros.

Cuando las emociones te controlan hay varias maneras de poder identificarlo. Actúas como “reina (rey) del drama”. Tu personalidad toma la forma de tu sentimiento, ej: la gente se puede referir a ti como “el es una persona solitaria”, en lugar de decir: “el se siente solo”. Puede parecer que estés expresando tus emociones, pero no sintiéndolas. Cuando tus emociones te controlan puedes actuar o decir cosas de las que luego te vas a arrepentir.

Por otro lado cuando tratamos de controlar nuestras emociones nos vemos y nos sentimos tensos, ansiosos, con estrés, no podemos dormir plácidamente. Nos enganchamos en actividades destructivas tales como beber alcohol, fumar, comer en exceso, gastar desmesuradamente, procrastinar y podemos llegar a sentirnos obsesionados por querer controlarlo todo y a todos.

¿Cuál es el dialogo interior cuando no expresas lo que verdaderamente sientes? “las emociones son malas”, “si siento mis emociones voy a salir herido”, “no llores”, “no te rías”, “si siento mis emociones me voy a morir de dolor”.

A un extremo no queremos que nuestras emociones nos controlen, al otro extremo queremos controlarlas. No hay balance. Cuando escogemos sentir, estamos tomando la decisión de estar en equilibro y ser el observador de nuestra mente y nuestros sentimientos. Al aceptar nuestras emociones las estamos honrando dándole tiempo y espacio para soltarlas y no apegarnos a las mismas.

Busca tu diario y un lugar tranquilo donde no te interrumpan. Escribe un dialogo con tus emociones: “Te siento, sé que estás aquí, observo el mensaje que me quieres dar y actúo, Gracias”. Respira profundo y reflexiona sobre cómo tus emociones han llegado a controlarte y de qué manera has tratado de controlarlas. ¿Qué estás sintiendo con este ejercicio? Las respuestas te van a ser muy útiles en el momento que escojas sentir y no controlar ni ser controlado por tus emociones. Te conviertes en el observador y no reaccionas con dolor ni con coraje.

Cuando escogemos sentir nuestras emociones, las aceptamos en completo amor soltando todo juicio acerca de ellas y de nosotros.  Podemos entender que estamos en este hermoso planeta para vivir y apreciar a través de nuestros sentidos todo lo maravilloso de nos rodea, sintiendo  amor y compasión por todo y por todos, incluyéndonos.

Por: Ma Prem Bhama, Certified Life Empowerment Coach

maprem@onelinkpr.net

 

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>